Revestimientos de madera en exterior

Revestimientos de madera en exterior

Uno de los artículos más leídos de nuestra web es el que escribimos hace tiempo sobre Revestimientos de Madera, en él os contábamos a través de ejemplos como elegir el revestimiento de pared adecuado de entre las muchas posibilidades que la madera nos ofrece. También os enseñamos en un segundo artículo sobre revestimientos algunos ejemplos más singulares y con diseños fuera de lo común. Pues bien, cómo dicen que no hay dos sin tres, en esta ocasión dedicamos este artículo a hablaros un poco sobre los revestimientos de madera en el exterior y enseñaros proyectos que os puedan servir de inspiración.

Por sus características, la madera es un material muy susceptible a los cambios de humedad, temperatura y a la radiación solar, es por eso que es importante saber elegir la especie adecuada, el tratamiento y la forma constructiva más idónea cuando vamos a utilizarla en el exterior.


Consideraciones a tener en cuenta en la ejecución de revestimiento exterior de madera:

– Elección del tipo de madera. El Alerce o el Ipé son dos de las maderas más usadas para recubrir fachadas, aunque en general cualquier madera tropical gracias a su durabilidad natural es idónea para ello. Si no nos importa tanto el acabado final del revestimiento, el Pino tratado en autoclave también puede ser una buena opción, sin embargo, sus nudos y su aspecto en general hacen que estos revestimientos presenten una imagen más rústica que no siempre es acorde a la idea perseguida.
– A través de un correcta ejecución y elaboración de detalles constructivos podemos ayudar a la evacuación del agua de lluvia y la ventilación de la madera y conseguir una mayor durabilidad de la misma.
– Es importante controlar el contenido de humedad de la madera antes de su instalación para evitar que se produzcan importantes cambios de tamaño y movimientos de las pieza. Dependerá mucho de la zona en que nos encontremos, pero por lo general se recomiendan humedades de entre un 14 y un 18%.
– La protección frente a los rayos solares es fundamental ya que es uno de los factores que más afectan a la madera degradando su superficie y haciendo que esta adquiera un tono grisáceo. Si no es este efecto del paso del tiempo el que queremos conseguir, debemos proteger la madera aplicando un tratamiento adecuado.
– También es preciso proteger la madera cuando los contenidos de humedad del ambiente son altos ya que se vuelve más propensa al ataque de hongos o xilófagos.
A las maderas con menor durabilidad y según la clase de riesgo a la que estén expuestas, hay que aplicarles unos tratamientos mediante inmersión (autoclave) para protegerlas del ataque de hongos y xilófagos, mientras que otras especies más durables solo necesitan un tratamiento superficial.
Otra de las opciones que nos encontramos en cuanto a revestimientos exteriores es la madera modificada. Este material es el resultado de una interacción entre la madera y un agente químico, biológico o físico que permite, sin añadir un biocida, mejorar alguna de sus propiedades durante su vida útil. Así, mientras el principal resultado de un protector tradicional es la mejora de la durabilidad, en el caso de la madera modificada obtenemos un nuevo material con propiedades diferentes como su estabilidad.
Entre los productos disponibles en el mercado destacan la madera termotratada y, más recientemente, la madera acetilada y furfurilada, obtenidas mediante una modificación química.
El Centro de Investigación y Servicios de Madera, CIS Madeira de Ourense ha instalado una exposición permanente que permanece a la intemperie y donde se podrá observar el comportamiento de estas maderas ante situaciones climatológicas adversas como la lluvia o el sol.
El sistema más común de revestimiento de fachadas con madera es el que se realiza mediante la colocación de lamas de madera dispuestas  horizontal o verticalmente. De los distintos tipos de construcción usando este sistema, así como de algunos detalles constructivos que ayudan a garantizar la durabilidad de la madera, hablaremos en un futuro artículo profundizando en cuestiones de carácter técnico.
Revestimiento exterior realizado con duelas de madera maciza de Ipé colocadas mediante sistema de fijación oculta sobre estructura interior de madera. Grupo GUBIA
Más información y ejemplos de revestimientos de madera en exterior:
Maderas termotratadas

Maderas termotratadas

Ya os hemos hablado en artículos anteriores acerca de maderas con uso en exterior, de la durabilidad de las mismas a diferentes agentes xilófagos y, de las posibles mermas e hinchazón que pueden sufrir al estar sometidas por su exposición a situaciones extremas de humedad relativa.

Frente a la durabilidad natural del duramen de especies de madera tropical como el iroco, el ipé o la teca, hoy queremos hablaros de otras maderas, maderas de coníferas, que sometidas a un tratamiento físico de temperatura mejoran considerablemente su estabilidad dimensional e incluso su durabilidad frente a determinados xilófagos y hongos de pudrición. Nos referimos a las maderas termotratadas.

Podemos hablar como un atisbo de este novedoso tratamiento, al referirnos a los antiguos  métodos japoneses de carbonizado utilizados para mejorar la durabilidad de la madera de ciprés mediante la técnica shou-sugi-ban 

shou-sugi-ban

La madera modificada térmicamente se obtiene mediante un tratamiento de la misma en atmósfera inerte _conseguida mediante nitrógeno, vapor de agua, aceites vegetales o atmósfera de vacio_ a temperaturas comprendidas entre los 180 y 260ºC. El resultado es una disminución del equilibrio higroscópico de la madera, ya que se modifica su pared celular, de forma que su principal cambio es la mejora de su comportamiento frente a variaciones de humedad. La mejora dimensional del material contribuye a mantener los productos de acabado, sin los cuales el aspecto de la madera se vería rápidamente afectado por los rayos ultravioletas.

Con el termotratamiento se consigue además una mejora ante el ataque de hongos e insectos xilófagos, volviendose el material más aislante por la reducción de su conductividad térmica en el proceso.

mercat de sant adria

Manrique Planas Arquitectes s.l.p. / Pino radiata termotratado

La madera se vuelve más oscura y pierde la resina de su interior, a la vez que se vuelve menos densa y pierde parte de su resistencia mecánica, su resistencia a flexión, su resistencia al impacto y su módulo de elasticidad. Es por ello que son maderas que no pueden usarse con fines estructurales y cuya mecanización se vuelve compleja por volverse más quebradiza.

Escuela Mouriz

Atelier Nuno Lacerda Lopes / Pino radiata termotratado

Podemos hablar de dos tipos de termotratado, Thermo-S y Thermo-D. Con el primero, a temperaturas de hasta 190ºC se consiguen maderas de coníferas medianamente durables a los hongos xilófagos, teniendo su principal aplicación en interiores. Con el segundo, a temperaturas de hasta 212ºC la madera llega a ser durable frente a los hongos de pudrición por lo que su uso está indicado en aplicaciones de exterior como fachadas, decking…

En España se termotratan ya pino radiata, eucalipto _que termotratado se clasifica como muy durable frente a los hongos de pudrición), roble y fresno.

Casa en Segovia2

Forero Arquitectura / Eucalipto termotratado

Actualmente Grupo GUBIA  está estudiando acabados sobre este tipo de madera termotratada, que pueden aportar el color gris de la madera envejecida por el tiempo desde el inicio. Para cualquier consulta podéis dirigiros a nuestro departamento técnico

Madera acetilada

Madera acetilada

¿Habéis oido hablar de maderas de última generación o maderas modificadas? Se trata de la más novedosa opción de empleo de maderas en exterior.

Hace unos meses os hablamos de las maderas termotradas, maderas de coníferas que sometidas a un tratamiento físico de temperatura mejoran su estabilidad dimensional y su durabilidad y con ello su comportamiento en exterior.

Hoy os damos a conocer otro tratamiento, en este caso químico, que ofrece a las maderas de coníferas otra posibilidad para competir con la durabilidad natural del duramen de especies de madera tropical como el iroco, el ipé o la teca, hablamos de la madera acetilada.

madera acetilada4

Les Carolines School en Valencia de Pablo Ribera

El tratamiento confiere a la madera una durabilidad Clase 1, la más alta, apta para su aplicación en clases de uso 3.1 _ maderas al exterior sin contacto con el suelo y protegidas _, clase 3.2 _ maderas al exterior sin contacto con el suelo y no protegidas _ y clase 4 _maderas al exterior en contacto con el suelo_ en conformidad con las normas EN 350-1 y EN 335-1, siendo cada vez más frecuente encontrar decks de maderas acetiladas, revestimientos de fachada, carpinterias de exterior…

madera acetilada1

Colegio Oak House School en Barcelona de Trasbordo Arquitectos

deck acetilada

mobiliario acetilada

El tratamiento consiste en impregnar la madera con anhídrio acético de forma que los grupos hidroxilos de la madera se transforman en grupos acetilo _el ácido acético que se genera durante la reacción puede ser reciclado en el mismo proceso _, mediante esta transformación de la composición interna de la madera se consigue no sólo aumentar la durabilidad de la misma sino que incrementa su estabilidad dimensional, reduciendo sus contracciones y dilataciones hasta un 75%. 

A diferencia con la termotratada, la madera acetilada no varia sus propiedades mecánicas, haciendo posible su uso en estructuras de madera _la madera acetilada de pino radiata para uso estructural está clasificada como C-24_. El tratamiento también aumenta la dureza de la madera, alcanzando una densidad media de 512 kg/m³.

madera acetilada5

Moses Bridge de Ro & Ad Architecten

La madera acetilada es resistente a la sal pudiendo ser usada alrededor de aguas saladas, como entablados de puertos deportivos o incluso junto a piscinas de agua salada y cloradores salinos.

PORTADA

Estación Marítima de Vilanoca de Arousa de 2C Arquitectos

Eso sí, la madera acetilada posee niveles de ácido comparables con otras especies duraderas, como el roble y el enebro de Virginia por lo que un aspecto muy importante es fijarla siempre con sujeciones y fijaciones de acero inoxidable con calidad A2 o A4 (EN 10088-1) o tipo AISI 304 o 316 para evitar la corrosión de otros metales y con ello la aprición de manchas en la superficie de la madera. 

Un aspecto importante es que la madera debido al tratamiento presenta marcas de color distinto en su superficie por lo que es necesario un lijado de aproximadamente 6mm para eliminarlas siempre y cuando vaya a tratarse con un producto de acabado. Si se deja sin protección estas marcas acaban desapareciendo de forma natural.

Grupo GUBIA es distribuidor oficial en el centro y sur de la Península, de grupo Gámiz, el único importador español de este producto. No dudes en consultarnos aquí  

 

 

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad